martes, 9 de junio de 2009

¿Legal o ilegal?


El graffiti legal es el que se considera como arte y graffiti ilegal como el que se ejecuta como vandalismo. Hay muchas y muy diferentes opiniones al respecto. Esto a veces genera disputas o cuando menos debates sobre como debe pintar un escritor: legal o ilegalmente. Lo que está claro es que cada uno tiene su forma de ver las cosas y sus razones que le hacen decantarse por una o por otra (gozan de especial respeto los escritores que practican ambas, es decir graffiti en muros, en trenes, bombardeo...) Depende del uso que se le de a las cosas, estas sirven para una finalidad u otra. Por ejemplo un arma, sirve para utilizarse en legítima defensa o para cometer un crimen ilógico, o como el mismísimo dinero, sirve tanto para hacer obras de caridad como para efectuar negocios sucios. Son solo ejemplos que manifiestan el uso que se le puede dar a las cosas y que las cosas por sí mismas no son malas.
“No hace falta entender algo para considerarlo bello”

lunes, 8 de junio de 2009

Graffitis en Costa Rica

Muchos costarricenses expresan su descontento más que todo en contra de la política y situaciones que estén ocurriendo en el momento dado, como lo sucedido con el TLC. Aquí, un video encontrado en youtube: video

Arte



Uno de los motivos por lo que los graffiteros comienzan a pintar es por el afán de reconocimiento que deriva, directamente, en expresar su propia visión del mundo. Eso sí, el graffiti actúa como una manifestación cultural concreta diferenciándose del arte tradicional en que se dirige hacia toda la sociedad en su conjunto. Estos "artistas urbanos", reaccionarios contra las formas comerciales, intentan representar a su grupo y a sí mismo, con la única pretensión de conservarse en el tiempo y en el espacio.
Debemos saber que existen dos tipos de graffiteros: los que marcan el territorio o los que pueden llegar a ser verdaderas obras de arte". A pesar del arte que envuelve al graffiti, muchas veces viene acompañado por manifestaciones vandálicas por parte de algunos miembros de bandas callejeras que se alejan del espíritu de este nuevo arte urbano.

domingo, 7 de junio de 2009

Características del graffiti


Anonimato: Por lo general el autor nunca deja su firma, pero si se trata de grupos u organizaciones, estos dejan rastros que pueden ser identificables.

Marginalidad: Son sectores de minorías sociales y sus mensajes implican una ruptura con el sistema establecido.

Espontaneidad: Las inscripciones surgen en un momento de manera imprevista y como una forma de expresarse.

Escenicidad: Se realizan en lugares públicos a manera de que los lean la mayor cantidad posible de personas y produzcan el efecto deseado.

Velocidad: El objetico de realizar un graffiti es no ser descubierto, por seguridad y por anonimato.

Precariedad: Los medios utilizados son de fácil acceso para los graffiteros.

Fugacidad: SU duración es poca puesto que corren el peligro de ser borrados.

Lenguaje: Se interesan en que sea directo y que sea expresivo.

Por lo tanto, los graffiteros permiten la oportunidad de hacer lecturas alternativas de las realidades nacionales.


Información sacada del artículo "La Pared: Seductora y Cómplice", de Patricia Araujo Aguilar.


Historia Graffiti


La historia moderna de graffiti se remonta a los años 60 cuando empezó en Nueva York, influido por la música hip-hop. Los primeros artistas de graffiti se dedicaban a firmas, y vivían y pintaban en Nueva York.
Uno de los primeras artistas de graffiti firmaba TAKI 183 y fue entrevistado por el New York Times en 1971. Su nombre verdadero era Demetrius y era un joven griego que trabajaba como mensajero en Nueva York. Pintaba su firma en todos los sitios donde entregaba documentos y paquetes. Se hizo famoso y muchos jóvenes empezaron a imitarle y a buscar sitios cada vez más difíciles y llamativos donde dejar su firma.
Así, cientos de jóvenes en Nueva York, especialmente aquellos atraídos por la música rap y hip hop, empezaron a firmar por toda la ciudad, tanto que las autoridades tuvieron que gastar más de $300.000 (es decir 80.000 horas laborables) en la limpieza del metro. El objetivo de estos primeros graffiteros era dejar su firma en el máximo número de sitios posibles. Ganaban fama, dentro de los círculos de graffiteros, según el número de firmas y según los sitios en los que lograban firmar. Cuánto más peligroso, más estatus.
Paralelamente, Keith Haring un artista, empezó a pintar sus dibujos en sitios públicos, primero pegando posters y luego pintando directamente sobre muros y los paredes de los metros de Nueva York.
Poco a poco el graffiti callejero se iba incorporando en la cultura Hip Hop, rap y break dancing y empezó a extenderse a otros países. Tuvo su momento más fuerte durante los setenta, pero luego empezó a perder popularidad. Pero hace una década una de las cadenas nacionales más populares de los Estados Unidos emitió un programa de televisión sobre el graffiti y de repente volvieron a aparecer firmas y arte graffitero no solo por los Estados Unidos, sino por sitios urbanos en todo el mundo y sobre todo en ciudades europeas.